· 

Niños: armas de destrucción masiva

Hoy llevo un día triste de confinamiento. Y eso que me considero afortunada, porque siempre estoy en formación continua, tengo una rica vida interior y me llevo bien con la soledad. Pero hoy estoy saturada. Y me doy cuenta de que una de las cosas que me saturan es ver a mi hijo en casa todo el día… Hemos hecho un planning diario con el que él está muy contento y lo sigue encantado de la vida. Pero yo lo veo y no paro de pensar en cómo afectará a su vida este confinamiento… cómo tener en casa a un niño al que le fascina ir al colegio a aprender, que es sociable y le encanta estar con sus compañeros; un niño que se pega el día creando, hablando y riendo.

Por primera vez en sus 7 años, hoy he tenido que dejar a mi hijo SOLO en casa por más de una hora. ¿La razón? Los niños son poco menos que un arma biológica ahora mismo y no pueden rozar el mismo viento que otra persona. Aunque yo roce el suyo 24 horas al día y luego salga a la calle a comprar. Es decir, yo me voy a comprar comida para todos, me da el aire en la cara y muevo un poco las piernas en el trámite, pero me puedo meter en un lío si voy con mi hijo por la calle.

 

¿Y si pensamos un poco? En ningún momento se ha dicho que los niños provoquen más contagios que los adultos. Lo que se ha dicho es que están menos expuestos al riesgo de contraer la enfermedad. Pero no pasa nada. En esta sociedad adultocentrista, estamos más que acostumbrados a obviar las necesidades de la infancia, de verlos poco menos como esos seres diminutos que hacen ruido y estorban. El gobierno no ha nombrado ni una sola vez en su plan a los niños, más que para decirles lo bien que lo están haciendo. Y yo me pregunto, ¿en qué momentos lo perros tienen más derecho a salir a la calle que los niños? Ojo, que me parece absolutamente necesario que los perros salgan, y los adoro, pero que los niños tienen también necesidades. Y, en España, hay más millones de perros, con sus respectivos dueños, que niños.

 

¿Es qué con ponerles una clase en La2 al día y atiborrarlos a deberes como estoy escuchando a muchas personas ya están cubiertas sus necesidades? De repente el homeschooling resulta que es factible para toda la población cuando hasta ahora las personas que no escolarizaban estaban prácticamente perseguidas. De repente aprender en casa es factible para todos, cuando hay padres que ahora mismo no tienen ni para llevar comida a su casa, como para tener internet o gastar en fotocopias. Por no hablar de que, a muchos según la edad de los niños, los deberes de éstos les sonaran a chino. En este momento tan crucial, acrecentamos las desigualdades sociales, más si cabe.

 

Siguiendo un poco con la línea de ayer, respecto a lo que supone a nivel de salud quedarse confinado en casa para algunos colectivos, creo que no se han tenido en cuenta los derechos ni, lo que es peor, las necesidades de los niños.

¿Qué pasará cuándo los niños lleven un mes encerrados? Con su necesidad de sol, de aire libre, de socialización, de movimiento, de relacionarse con la naturaleza, de seguir descubriendo colores, texturas, con seguir experimentando la vida a bocanadas.

¿Qué pasara con su sistema inmunitario? ¿Y con su crecimiento? ¿Se podrán seguir desarrollando bien? ¿Tendrán secuelas psicológicas de todo esto? Lanzo estas preguntas porque de verdad creo que podemos y debemos hacer las cosas de otra manera con ellos.

¿Es que acaso no podemos ser lo suficientemente responsables como para organizarnos y salir con nuestros hijos a la calle a pasear con las medidas de higiene y cuidado correspondientes? ¿Es que acaso tenemos que dar por hecho que nuestros hijos no se pondrán enfermos de covid-19, pero enfermaran por falta de vitamina D, por falta de luz natural o por falta de ese movimiento libre tan crucial para el desarrollo de sus capacidades y su sistema inmune, y tenemos que quedarnos callados y resignados sin decir nada?

 

 

Por favor, nuestros niños son el futuro. No son ninguna plaga. En nuestras calles no caen bombas. En nuestras calles está saliendo gente para pasear a sus mascotas; en nuestras calles está saliendo gente para ir a comprar y, en la infancia, más que en ningún otro ciclo vital, la vida al aire libre también es alimento.

Tengámosles en cuenta!!!

He encontrado una petición de change.org al respeto. Pon tu granito de arena


Escribir comentario

Comentarios: 0


Síguenos en redes sociales





renazen es una marca registrada