Abhyanga: El masaje que regenera cuerpo y alma

El ayurveda constituye una ciencia de la vida muy completa y que ha sobrevivido durante milenios, puesto que integra todos los espacios del ser individual en relación a su entorno y su situación personal.

 

Nuestros sistemas a veces se colapsan y necesitan regenerarse en nuestra adaptación al entorno y a las personas que nos rodean. Uno de los medios principales para restablecer el equilibrio individual de los elementos y obtener esta regeneración es el masaje ayurvédico con aceite, también llamado Abhyanga.

 

Propiedades


Su objetivo es mover todo lo que está estancado y obstruye los canales, tanto en el plano físico cómo energético. Este masaje terapéutico actúa a nivel físico, regulando y estimulando el sistema linfático, el nervioso, el digestivo y el inmunológico y, a nivel psíquico, relajando la mente y complaciendo a los sentidos.

 

Teniendo en cuenta la clasificación del individuo en tres tipos: Vata, Pitta y Kapha (de acuerdo a su constitución física), se utiliza el aceite vegetal específico el cual será el vehículo para la desintoxicación y purificación del organismo.

 

De esta manera, el aceite caliente libera la tensión muscular, restituye la agilidad de las articulaciones rígidas y aumenta la elasticidad de las venas y las arterias.

 

El abhyanga terapéutico se basa en la fricción, por lo que no puede causar ningún mal. La fricción crea calor, que proporciona confianza al cuerpo, y un campo electromagnético que disuelve el bloqueo.

 

Beneficios del Masaje Abhyanga


  • El masaje ayurvédico resulta sumamente desintoxicante y eficaz para tratar la fatiga, el insomnio y la depresión.
  • Regenera el cuerpo y el alma, y retrasa el envejecimiento.
  • Disminuye la ansiedad, incrementa la autoconfianza, la paciencia, el dominio de sí mismo, su inteligencia, sensatez y vigor.
  • Combate el dolor, previene los edemas, tonifica los músculos y fortalece la piel, mejorando el color y textura.
  • Proporciona resistencia frente a la falta de armonía y las enfermedades mediante el buen funcionamiento de los órganos y de los diferentes sistemas del organismo.
  • Calma las dolencias provocadas por los Doshas Marma
  • Favorece la integración, el equilibrio y el intercambio dinámico entre la mente y el cuerpo.
  • Elimina el cansancio causado por la tensión mental, rejuvenece y combate el estrés fortificando el sistema inmunológico.
  • Equilibrio físico y emocional, experimentando relajación y armonía. Brinda paz, serenidad y alegría.

 

Un Masaje Ayurveda es una auténtica "cura energética"

 

Tiempo estimado: 60'