Belleza sin cirugía


Según la tradición japonesa, la belleza es un reflejo del equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu y éste se refleja en el rostro. Qué en lenguaje occidental querría decir, la cara cómo espejo del alma…


Se dice que cuando nacemos comenzamos a morir… Después de los 40 años el cuerpo deja de producir la cantidad de hormonas que producía; el colágeno es una de ellas, y por falta de éste viene el descolgamiento de los tubos faciales. La falta de ejercicios en la cara, el estrés, las gesticulaciones, el clima, el sol, el cigarrillo, la lluvia ácida etc, afectan al rostro, que es la parte más visible del cuerpo y por tanto expuesta a todos estos cambios y agresiones.


El lifting facial japonés es una técnica que combina un protocolo facial estético no-invasivo con un masaje de reflexología facial y la liberación de la fascia que han sido desarrollados y modificados durante los últimos 500 años. Es un masaje manual muy específico que trabaja la musculatura profunda, de manera rápida, eficaz y no tóxica. Al ser un tratamiento natural, carece de efectos secundarios y su resultado es inmediato.


Estas técnicas terapéuticas estimulan los nervios faciales alcanzando las células de la piel. Trabajamos puntos neuro-sensoriales y meridianos energéticos, con movimientos de percusión, amasamiento y digitopresión que van a influir de manera notable sobre la nutrición celular y la circulación tanto energética como sanguínea, (se realiza drenaje linfático) mejorando la salud, y atenuando las arrugas y la tensión del rostro.


Cuando los músculos están relajados la sangre circula libremente por ellos, recibiendo de esta manera todos sus beneficios, estimulando la producción de colágeno y elastina, responsables de la salud de la piel, por lo que este lifting es eficaz para que las células de la piel puedan repararse y rejuvenecerse por sí solas.


La limpieza, estimulación e hidratación se realizan con productos ecológicos y naturales conjuntamente con Aromaterapia.

 

Beneficios

  • Se da forma al óvalo facial, para que el rostro luzca fresco, recuperando su tersura muscular.
  • Atenua las arrugas, reduce las líneas de expresión y la flacidez de la piel, oxigena los tejidos, aporta luminosidad al rostro, incrementa la circulación sanguínea, elimina células muertas y remueve toxinas e impurezas.  
  • Gran utilidad para cualquier afección de la piel: manchas de la edad, piel grasa o seca, acné, migrañas o dolor en la articulación de la mandíbula, …
  • Minimiza el proceso de envejecimiento frenando el paso del tiempo en el rostro
  • Una piel jóven, luminosa y fresca en un rostro sereno, tonificado y radiante. Todo en la misma sesión

 

Duranción del tratamiento

  • Un tratamiento dura entre 7 y 10 días
  • 4 sesiones perduran 3 meses o más
  • 14 sesiones perduran 6 meses o más
  • 28 sesiones entre 10 meses a un año

 

A tener en cuenta: Para que sus efectos a largo plazo sean más visibles y eficientes, se recomienda que entre sesión y sesión no pasen más de 2 días. Una vez realizado el número máximo de sesiones, sería aconsejable hacerse un tratamiento cada dos semanas.

 

Tiempo estimado: 40'




Síguenos en redes sociales





renazen es una marca registrada