Terapia con Flores de Bach


"La salud depende de estar en armonía con nuestras almas"
"La salud depende de estar en armonía con nuestras almas"

El Dr. Bach creía que la actitud mental juega un papel vital en el mantenimiento de la salud y la recuperación de la enfermedad. El propósito de las flores es apoyar la lucha del paciente contra su enfermedad, corrigiendo los factores emocionales como la depresión, la ansiedad, el trauma y otros que se creen impiden la curación física. También se utiliza en momentos de ansiedad, cansancio y estrés, a nivel psicológico o físico.

 

La toma de la esencia floral reestablece el equilibrio y el bienestar emocional, no cambia la personalidad. Nos ayuda a aprender la virtud opuesta que nos señala la emoción en desequilibrio, que resulta negativa para la persona, estimulando el propio potencial de cada uno para la autocuración y liberando la parte física para que pueda combatir plenamente la enfermedad y el estrés.

 

Las flores de Bach están indicadas para procesos relacionados con la condición emocional de la persona y los síntomas de la enfermedad, si la hubiere; sus 38 esencias florales se dividen en siete grupos, que representan los conflictos fundamentales que nos impiden ser fieles a nosotros mismos:

 

  • Miedo
  • Incertidumbre
  • Falta de interés
  • Soledad
  • Hipersensibilidad
  • Desaliento o desesperación
  • Preocupación excesiva

 


La respuesta a estos conflictos una vez tomado el remedio floral corresponden con las virtudes de Paz, Esperanza, Alegría, Fe, Certidumbre, Sabiduría y Amor.

 


He aquí algunos ejemplos de que se puede tratar con flores de Bach:

  • Aspectos emocionales: sexualidad, insomnio, obsesiones, ansiedad, estrés y nerviosismo, problemas de autoestima, ataques de pánico, adicciones, miedos y fobias, traumas, sopedad, agotamiento físico o mental, ...
  • Aspectos físicos: sobrepeso, alergías, mareos, problemas sexuales como la eyaculación precoz, embarazo, postparto y lactancia, infertilidad, menopausia, gastritis...

 

 

 



Las Flores de Bach carecen de efectos secundarios y no interaccionan con ningún otro tipo de medicamento. Son completamente seguras, no tienen efectos secundarios y no son adictivas. Pueden tomarse con seguridad por personas de todas las edades, desde los recién nacidos hasta los ancianos. También son beneficiosas para animales y plantas.

 

Las flores no pretenden sustituir los tratamientos médicos, sino acompañarlos en caso de que éstos sean necesarios.



Síguenos en redes sociales





renazen es una marca registrada